Ecommerce, un paso más en la transformación digital

Ecommerce, un paso más en la transformación digital

Hace ya unos años que empezó a desarrollarse, pero gracias a la pandemia del coronavirus, el comercio electrónico ha experimentado un impulso exponencial. Hoy apenas se concibe un negocio sin su opción online y las empresas que se resisten a ello, tendrán por delante un camino más complicado.

El confinamiento que hemos vivido en los últimos meses a causa del Covid-19, ha dado lugar a que aumente considerablemente este modelo de negocio. Según el “VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020: El COVID cambiará el ecommerce para siempre”, la frecuencia de compra electrónica ha aumentado hasta un 51% en los últimos meses, y actualmente el 70% de la población española compra de manera online. Estos datos son producto de una situación anómala como es la crisis que estamos viviendo, pero el e-commerce ha venido para quedarse. Según el mismo estudio, hasta un 25% de las personas aseguran que seguirán comprando online cuando vuelva la ‘normalidad’.

Prácticamente todos los negocios se han visto forzados a moverse al entorno digital, si bien algunos ya venían desarrollándose desde años pasados, para otras empresas ha sido casi un punto de partida. Si bien, a la hora de analizar la implantación del e-commerce, los sectores tradicionales son quienes más trabajo tienen por delante. El Covid ha impulsado notablemente su desarrollo, y durante este último año, los comercios tradicionales se han visto obligados a reinventarse y a adaptarse al uso de nuevas tecnologías para poder subsistir.

Según IDG Research, la mitad de las empresas no disponía de un canal de ventas por internet antes del confinamiento, por lo que se han visto forzadas a crearlo de forma acelerada con el fin de mantener clientes y proveedores. Por otro lado, están las empresas cuyos canales digitales ya estaban desarrollados, las cuales, si bien ya tenían mucho trabajo avanzado, sí han tenido que hacer frente a un crecimiento exponencial de su actividad, un hecho para el que muchas tampoco estaban preparadas. Según IDG Research, los negocios que mejor han respondido a la crisis son aquellos en los que el comercio electrónico y los canales digitales ya formaban parte de su proceso de transformación digital.

Tal y como explican los expertos, el aspecto más importante en la modalidad de e-commerce, es que cambia la finalidad de la presencia en internet. Antes del Covid, el principal objetivo de estar en internet era meramente informativo, pero ahora esto ha cambiado, internet es ahora una herramienta de transacción.

El mundo está cambiando y quien no se adapte no podrá avanzar. El e-commerce es parte indispensable de la transformación digital de las empresas y, si se hace bien, será un gran aliado. 

Compartir

Leave a Reply Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *