¿Cuenta tu empresa con un plan de continuidad de negocio en caso de desastre?

¿Cuenta tu empresa con un plan de continuidad de negocio en caso de desastre?

¿Crees que tienes cubierta toda la seguridad en tu empresa? Por mucho que intentemos ser precavidos, los desastres a veces ocurren y son imprevisibles, e inevitables, por ello, es fundamental estar preparados para poder actuar hasta en el peor de los casos.

Ante un desastre o imprevisto, el negocio debe continuar, hay que actuar con rapidez y mitigar en la medida de lo posible cualquier impacto y para ello es fundamental contar con un plan de continuidad del negocio.

En una situación de emergencia, los planes de continuidad del negocio deben contemplar cualquier tipo de riesgo, desde aquellos relacionados con la infraestructura, hasta los relacionados con los empleados, pasando por supuesto por las operaciones y la comunicación.

Si se produce el desastre, tener preparado un plan de contingencia y continuidad de negocio ayudará a subsanar la situación y repercutirá de forma positiva en la imagen y reputación de la compañía.

Si bien la continuidad del negocio es algo que siempre ha estado en jaque, el último año ha sido especialmente delicado en este aspecto. La aparición de la pandemia del Covid provocó dio lugar a un crecimiento del teletrabajo, el cual se impuso en prácticamente todos los puestos de trabajo posibles.

Gracias a las tecnologías cloud, implementar infraestructuras de continuidad de negocio se ha vuelto una tarea más accesible y robusta, para todo tipo de organizaciones.

Acciones como Backup basado en cloud, planes de seguridad gestionados que protegen a las empresas, soluciones de recuperación ante desastres, etc, forman parte de las opciones que permiten minimizar los riesgos y garantizar la continuidad de negocio.

Para estar preparados en el peor de los casos, es conveniente atender a al plan de continuidad de negocio siguiendo unas fases predeterminadas como indican desde el Incibe: 

Fase 0: Determinación del alcance

Fase 1: Análisis de la organización

Fase 2: Determinación de la estrategia de continuidad

Fase 3: Respuesta a la contingencia

Fase 4: Prueba, mantenimiento y revisión

Fase 5: Concienciación

 

Compartir

Leave a Reply Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *